Consejos para elegir una cama articulada

Consejos para elegir una cama articulada

Si tu médico te acaba de recomendar guardar reposo, lo mejor será que recurras a una cama articulada. Gracias a este soporte, vas a poder incorporarte con gran facilidad y sin ningún tipo de esfuerzo y tareas como comer o leer te serán más fáciles pues, pulsando un simple botón tu espalda se pondrá en posición vertical. Pero, ¿cómo elegir una cama regulable? ¿Qué consejos para elegir una cama articulada hay que tener en cuenta? Vamos a verlos.

CÓMO ELEGIR UNA CAMA ARTICULADA

En primer lugar, hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de camas articuladas y la compra de una u otra es una decisión súper personal, pues cada uno de nosotros tiene unas necesidades propias.

Si el grado de dependencia es muy pequeño, puedes comprar una cama articulada simple, con elevación manual y sin ningún tipo de extras. La elevación manual significa que alguien va a tener que poner el respaldo en posición vertical pero este proceso, aunque pueda parecerlo, no es muy laborioso.

Si, por el contrario, la persona en reposo va a tener que convivir con esta cama durante mucho tiempo, será mejor que cuente con todo tipo de extras. El primero de ellos es el sistema eléctrico. Gracias a un botón, la cama se va a elevar y esto aporta un mayor grado de autonomía.

Otro de los extras que hay que considerar a la hora de comprar la cama ajustable es la barra lateral. Esta barandilla es utilizada principalmente para impedir caídas de la cama pero, además, cumple una segunda función. Gracias a esta barra, la persona dependiente va a poder trasladarse de la silla a la cama con más facilidad y, cuando tenga que incorporarse, no va a tener que hacer tanto esfuerzo.

Por último, hay que tener en cuenta que hay camas articuladas que cuentan con patas ajustables o con ruedas. Gracias a este tipo de accesorios, trasladar la cama de un lugar a otro va a ser una tarea mucho más fácil así que, si la cama va a tener que estar en varios espacios de la casa, ten esto en cuenta.

CÓMO ELEGIR EL COLCHÓN Y LA ALMOHADA

Así pues, una vez que ya tienes elegida la cama articulada, tienes que comprar el colchón. Este depende básicamente de dos factores: la altura y el peso. Lo recomendable es que el colchón sea quince centímetros más largos que la persona que va a gastarlo y, en cuanto más peso tenga que soportar, más firme tendrá que ser.

Asimismo, la almohada es conveniente que sea de altura y firmeza intermedia pues, puesto que vas a estar boca arriba, este tipo de almohadas son las más recomendables. ¡Ten todo esto en cuenta y verás como tomas la decisión adecuada!

Qué opinas?

Otros Productos

Cama con altura regulable manualmente

Gracias a esta cama totalmente regulable, podrás disfrutar de la cama al máximo, debido a que la misma se adaptará a tus necesidades sin problemas, lo que ha...

Cama eléctrica de altura regulable

Si quieres tener una cama que se pueda regular en todos los aspectos, ya no tienes que buscar más, debido a que este modelo te permitirá conseguir una regulac...

Cama eléctrica con carro elevador

Esta cama electrónica destaca por ofrecer a la persona que la use la máxima comodidad, sin tener que sacrificar en ningún momento la decoración de su habita...